Christian-Dior-logo

Otro caso de perfumes, ha enfrentado a LOEWE, SA, PERFUMES CHRISTIAN DIOR, SA a interponer demanda de Juicio ordinario, frente a HIPERLICSL, PERFUMERÍA INTERNACIONAL SL y PERFUMERÍA MIRALLS SL en la que se deducían, sucintamente expuestas aquí, las siguientes pretensiones:

(i).- Se declare que las demandadas han incurrido en actos de infracción de marca de LOEWE, SA, PERFUMES CHRISTIAN DIOR, SA y OTROS y competencia desleal.

(ii).- Se las condene a cesar en la comercialización de los productos marcados con los signos distintivos de LOEWE SA, PERFUMES CHRISTIAN  DIOR SA y OTROS.

(iii).- Se las condene a la publicación de la Sentencia en dos diarios de difusión principal de Madrid.

(iv).- Se las condene al pago de una indemnización por los daños y perjuicios causados, equivalente a lo que deberían haber pagado como precio de una licencia para la comercialización de los productos.

(v).- Se impongan a las demandadas el pago de las costas procesales causadas.

Dichas peticiones deducidas por LOEWE SA, PERFUMES CHRISTIAN  DIOR SA y OTROS se fundamentan, en resumen, en la siguiente alegación fáctica:image_fragrance_poison_9832edf5b3

LOEWE, SA, PERFUMES CHRISTIAN DIOR SA y OTROS son titulares de las marcas registradas ” Loewe”, “DiorAddict”, “Poison”, “Dune”, “Eau Sauvage”, “Dolce Vita”, “J#Adore” y “Fahrenheit”, marcas renombradas, con un especial prestigio.

En un primer momento,  el Juzgado Mercantil Nº 4 de Madrid dictó Sentencia, en la que se estimó la demanda formulada por la parte actora y declaró la infracción de marca y acto de competencia desleal cometido por las demandadas, condenándolas al cese de la comercialización, a indemnizar a la parte actora y al pago de las costas procesales.

00334890087199L

Ante tal pronunciamiento, las demandadas decidieron apelar la sentencia por:

– Falta de motivación de la sentencia, por imputación ilógica de hechos ajenos.

– Inadecuada apreciación del litisconsorcio pasivo necesario.

– Falta de legitimación pasiva.

– Inexistencia de la infracción, por no participación en los hechos.

– Inexistencia de la infracción, por agotamiento del derecho de marca y legalidad de las importaciones paralelas.

– No causación del daño y error en el cálculo de la indemnización.

 

Ahora la Audiencia Provincial cmbió el sentido del pronunciamiento del Juzgado de lo Mercantil, y ha dado la razón a las demandadas, sobre la base de la doctrina jurídica del agotamiento del derecho de marca.

– Aplicación del agotamiento de marca en relación con los productos de alta perfumería y cosmética.

– Una vez que el titular del derecho de marca ha puesto en el comercio productos marcados con su signo distintivo o ha autorizado su puesta, no podrá posteriormente impedir la circulación comercial de tales productos en dicho mercado.

– No se aplicará cuando existan motivos legítimos que justifiquen que el titular se oponga a la comercialización ulterior de los productos, en especial cuando el estado de los mismos se haya modificado o alterado tras su comercialización.

Como así, se menciona en la sentencia, en el supuesto del derecho de marca, uno de tales límites es el fijado en el art. 36.1 LM, el cual dispone que “el derecho conferido por el registro de marca no permitirá a su titular prohibir a terceros el uso de la misma para productos comercializados en el Espacio Económico Europeo con dicha marca por el titular o con su consentimiento”loewe

Asimismo el apartado siguiente del mencionado precepto articula que: “El apartado 1 no se aplicará cuando existan motivos legítimos que justifiquen que el titular se oponga a la comercialización ulterior de los productos, en especial cuando el estado de los mismos se haya modificado o alterado tras su comercialización“.

En el caso actual, la parte actora: LOEWE S.A, PERFUMES CHRISTIAN DIOR S.A. alegaban que concurría los motivos legítimos previstos en este artículo 36.2 LM porque existe una red de venta selectiva para la distribución de sus productos marcados.dior edp 2 00

Para estos supuesto, hay que atender a la comercialización en sí,para decidir acerca de si perjudica o no al titular del derecho registrado, y le da por ello derecho a oponerse excepcionalmente a la re-comercialización de sus productos. Los criterios atendibles, quedan reflejados en la Sentencia objeto de análisis: “presentación del producto, estado del local, sistema de publicidad, estructura de disposición de productos, espacio compartido de venta de otras clases de productos, imagen de los dependientes… por ser factores que eventualmente pueden afectar al prestigio de la marca, pero no en sí mismo la falta de un contrato que vincule al distribuidor con el titular de la marca“.

Esto supone que una vez que el titular del derecho de marca ha puesto en el comercio productos marcados con su signo distintivo, o ha autorizado su puesta, no podrá posteriormente impedir la circulación comercial de tales productos en dicho mercado, invocando para ello el ius prohibendi sobre el uso del signo.

Al respecto, LOEWE SA, PERFUMES CHRISTIAN  DIOR SA  no podrían invocar sus derechos de marca para impedir a PERFUMERÍA INTERNACIONAL SL la comercialización en sus establecimientos de los productos marcados con los signo de aquellas, ya que se trata de productos adquiridos legítimamente dentro del Espacio Económico Europeo.

Y no solo eso, sino que el hecho de que el producto se termine vendiendo al consumidor final fuera de la red de distribución contractualmente delimitada por  LOEWE SA, PERFUMES CHRISTIAN  DIOR SA y OTROS no supone, por sí, causa justificativa de la excepción al agotamiento del derecho de marca.

La responsabilidad finalmente exigible por la posible infracción del derecho de marca recae directamente en los sujetos que, bajo su decisión propia, ponen a la venta los productos suministrados, sin que exista una obligación legal de control por parte de los suministradores ( las demandadas).

Asi pues, dichos almacenistas y suministradores, en aquel escalón de la distribución, no resultan afectados en modo alguno por la estrategia de presentación de los productos determinada por el titular de la marca especialmente prestigiada, ya que dicho esfuerzo del titular de la marca se refiere al escalón último de la distribución, la de venta al consumidor final, donde se produce el impacto de la marca especialmente prestigiada en dicho mercado.

De esta manera, la sentencia termina diciendo que no puede ser imputada a PERFUMERÍA MIRALLS SL infracción marcaria alguna, derivada de los hechos y circunstancias alegadas por LOEWE SA, PERFUMES CHRISTIAN DIOR SA y OTROS, por lo cual no puede derivar responsabilidad resarcitoria de ninguna clase

Fuente: imagen, imagen, imagen, imagen, imagen, imagen, imagen