El Tribunal General de la Unión Europea denegó la semana pasada el registro de la marca Maccoffee porque se aprovecha de la marca de McDonald’s, y  ha desestimado el recurso de la empresa Future Enterprises.
Fue en 2008 cuando la empresa Future Enterprises solicita la marca en cuestión para productos alimenticios y bebidas, aunque en 2013 la conocida hamburgueseria la demandó para anular el registro de Maccoffee alegando que se podria beneficiar de la reputacion y notoriedad que tiene respecto de sus productos de comida rapida, ya que utiliza los prefijos para identificarse en el mercado, tanto MC como MAC.
El hecho del gran prestigio y notoriedad de Mcdonalds ha supuesto el impedimiento  de la marca para cafe. Por esta razón, la OAMI ya dejo claro que el uso sin justa causa de esas marcas obtiene una ventaja desleal de la notoriedad de Mcdonalds y el  tribunal general se pronunció aludiendo a que la combinacion del elemento Mac con el nombre de una bebida, puede asociar esta marca con la familia de marcas MC de MCDONALDS y establecer mentalmente un vinculo entre las marcas.

El TGUE argumenta que Maccoffee tiene un grado de similitud en planos tanto foneticos como conceptuales muy similares y el hecho de que la marca contenga el termino MAC puede dar lugar a que ocasione cualquier asociación o confusión entre los consumidores, asociandolo a Mcdonalds.

 

 

 

Por otro lado, otro de los pronunciamientos que ha tenido repercusión en materia marcaria es el del TJUE del 7 de Julio de 2016, que al igual que el TGUE en el asunto anterior, dictaminó la semana pasada que el arrendador de locales de un mercado esta obligado a adoptar medidas que contribuyan a evitar que se produzcan nuevas infracciones en materia de marcas cometidas por los comerciantes que tiene arrendados.

En este caso, el magistrado del tribunal consideró que un operador que presta a terceros un servicio de arrendamiento y que ofrece ademas, a esos terceros la posibilidad de poner a la venta mercancias falsificadas debe califarse de intermediario de acuerdo a lo estipulado en la Directica 2004/48/CE del Parlmaneto y del Consejo, de 29 de abril de 2004, respecto a los derechos de propiedad intelectual. El objetivo principal de la directiva es la de garantizar un nivel de protección de la propiedad intelectual elevado, equivalente y homogeneo en el mercado interior, y por ell, se veria notablemente afectado si el operador que provee a terceros acceso a un mercado fisico, en el que terceros ponen a la venta mercancias que constituyen falsificaciones de productos de marca, no pudiera ser objeto de los requerimientos.

El tribunal deja claro que aunque no pueden exigirse al intermediario un seguimiento general y permanente de sus clientes, si se puede obligarle a adoptar medidas que contribuyan a evitar nuevas infracciones de la misma naturaleza por parte del mismo comerciante, por lo que el arrendador de locales debe evitar la venta de marcas que sean falsas y recalca que los requerimientos judiciales para hacer cesar las infracciones marcarias afectan igual tanto al operador físico como al electrónico.

 

Fuente: imagen